Imágenes de la frase célebre

Aquellos camareros maravillosos que teníamos, que le pedíamos uno cortado, un nosequé”, mi tostada con crema, la mía con manteca colorada, cerdo, y a mí uno de boquerones en vinagre y venían y te lo traían rápidamente y con una enorme eficacia.

Ver más frases de Miguel Arias Cañete

Enlaces de Interés

Conecta con nosotros

Sitios web amigos

  • ¡Tu sitio web aquí!