Imágenes de la frase célebre

Era el alma y el cerebro del ejercito. Lo ha muerto el trabajo, y su perdida es irreparable. Nadie se ocupaba de la guerra como el, y puedo decir que nadie pensaba en su patria como él

Ver más frases de Rafael Sotomayor Baeza

Enlaces de Interés

Conecta con nosotros

Sitios web amigos

  • ¡Tu sitio web aquí!