Imágenes de la frase célebre

No creo en el perdón como lo predica la iglesia. No necesitamos el perdón de Dios, sino el de otros y el de nosotros mismos. Si yo le robo al Sr. Smith y Dios me perdona, ¿cómo ayuda eso a Smith? Si yo, difamando, cubro a alguna chica con la lepra de algú

Ver más frases de Robert G. Ingersoll

Enlaces de Interés

Conecta con nosotros

Sitios web amigos

  • ¡Tu sitio web aquí!