Imágenes de la frase célebre

Una casa de Dios es el estómago vacío de un pobre: quien lo sacia, cumple también la voluntad de Dios.

Ver más frases de Fiedrich Rückert

Enlaces de Interés

Conecta con nosotros

Sitios web amigos

  • ¡Tu sitio web aquí!